16/06/2020 Sorteos Tec
Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Por qué la educación le ofrece mejor calidad de vida a tu familia?

Tener una mejor calidad de vida es algo que todos buscamos. Capacitarnos para mejorar, adquirir competencias o ir un paso más allá estudiando una carrera universitaria, son decisiones que debemos considerar para lograrlo.

Cuando se trata de mejorar la calidad de vida, no todo depende del lugar en el que nos encontramos y las condiciones y características del entorno. También influyen las acciones y esfuerzos de cada persona y familia.

De acuerdo al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, la calidad de vida hace referencia al bienestar humano en sí, y puede segmentarse en cinco indicadores:

  • Bienestar físico, que aborda la salud, integridad y vitalidad
  • Bienestar social, que tiene que ver con las relaciones interpersonales, unión familiar y amistades
  • Bienestar material, relativo a la comodidad, los alimentos, la vivienda, el patrimonio, o transporte, entre otros
  • Bienestar emocional, referente a la autoestima, religión y el reconocimiento
  • Desarrollo y actividad, que se relaciona con la contribución, desarrollo y productividad de las personas

Muchos de los factores que se consideran parte del concepto de calidad de vida pueden alcanzarse o mejorarse a través de la educación.

A continuación te hablaré sobre cuatro razones por las cuales enfocarse en tener una mejor calidad de vida, puede ofrecerle mejoras al día a día no solo a ti, sino también a tu familia.

1. Mayor nivel de ingresos

La educación es un camino que puede llevarte a cumplir aquellos sueños que tienen que ver con temas financieros, como la construcción de un importante patrimonio familiar o la adquisición de la casa que siempre has querido.

La formación académica también es indispensable para acceder a oportunidades laborales que permitan cubrir necesidades básicas de un grupo familiar, como los alimentos, el transporte y, en general, los costos de un hogar.

Conforme te capacitas y profundizas en tus conocimientos en una determinada área, tus posibilidades de generar ingresos competitivos u obtener un gran salario son mayores.

Si tomamos como referencia a los profesionistas, personas que en general cuentan con un elevado nivel de capacitación, notamos cómo sus salarios son significativamente superiores a los de quienes no cuentan con una carrera universitaria.

Según estadísticas del Observatorio Laboral de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, el ingreso promedio de los profesionistas en México es de $11,549 al mes.

Esta cifra es muy superior a la media salarial general del país, calculada en $6,687 mensuales por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Por su parte, el salario mínimo general ascendió a $123.22 diarios (alrededor de $ 3,700 mensuales) a principios de año. En la zona libre de la frontera norte, el ingreso básico legal es de $185.56 al día (unos $5,570 al mes).

Pero no basta con cursar una carrera. Es necesario mantenerse actualizado. Es por ello que la capacitación brinda un complemento adicional a una carrera profesional, sobre todo cuando se quiere emprender un negocio propio; otra actividad que permite mejorar la calidad de vida a través del bienestar material.

Un proyecto de negocios dirigido de manera eficiente, con base en el conocimiento y en las mejores estrategias generales, puede crecer, expandirse e incrementar los niveles de beneficios.

2. Autorrealización

Que los diferentes miembros de una familia se capaciten es clave para que el grupo en sí se sienta realizado, satisfecho y útil a la sociedad. Esto tiene una relación directa con el bienestar emocional que se asocia con el desarrollo personal a través de las actividades.

Si bien las personas con poca capacitación también pueden contribuir con terceros, el aprendizaje y el conocimiento facilitan las oportunidades para aportar y, en general, poner un granito de arena en la construcción de una mejor sociedad y país.

Por ejemplo, un ingeniero civil puede hacer aportes tan palpables como participar en proyectos de desarrollo urbano y de espacios para el hábitat humano.

También, cumplir con los diferentes niveles de formación académica, desde la niñez hasta la edad adulta, ayuda a que las personas se sientan a gusto e integradas a la sociedad.

3. Mejor desarrollo social

La interacción social también forma parte de los elementos claves para alcanzar una mejor calidad de vida tanto personal como familiar.

Es importante que tanto tú como tu grupo familiar tengan una vida social activa y puedan relacionarse con diferentes personas, pues esto los hará sentirse parte de su entorno y de la sociedad.

Precisamente, las diferentes etapas de la vida académica son ocasiones ideales para conocer nuevas personas y establecer conexiones afectivas, emocionales y amistosas.

Además, conforme adquirimos conocimientos y enriquecemos nuestra cultura general, somos más hábiles y versátiles desde el punto de vista social.

New call-to-action

4. Productividad y crecimiento

Como mencionamos algunas líneas atrás, el indicador de desarrollo y actividad forma parte de los estándares de una mejor calidad de vida.

Dentro de este indicador se encuentran dos factores que guardan una estrecha relación con la educación; la productividad y, sobre todo, el crecimiento.

Estos aspectos hacen referencia a la capacidad, y a la vez al deseo, que tiene todo ser humano de progresar, avanzar y mejorar conforme pasa el tiempo y supera diferentes retos y etapas.

Sin duda, la educación es una vía para conseguir aquellos objetivos asociados con la promoción, el desarrollo y el crecimiento familiar y personal.

Un adulto capacitado tiene más herramientas para conseguir sus metas y adquirir nuevas habilidades. Y, cuando tus hijos en casa reciben buenos ejemplos, suelen ser más independientes.

¡Muy bien! Hasta aquí ya mencioné cuatro razones por las que la educación es fundamental para disfrutar de una mejor calidad de vida en el entorno personal y también familiar.

La importancia de la formación y capacitación va mucho más allá de las posibilidades de obtener ingresos y bienestar económico. También tiene una relación directa con la estabilidad emocional y psicológica de una familia y sus miembros.

Por ese motivo, haz de la educación y la capacitación un pilar en tu hogar y un hábito o área de interés. En otras palabras, fomenta el amor por el aprendizaje y verás resultados muy positivos.

¿Te resultó de provecho la información que compartí en este artículo? Si tienes la inquietud de conocer más sobre la relación entre la educación y la calidad de vida, así como acerca de otros temas asociados con el desarrollo personal y familiar, ¡suscríbete a nuestras Noticias! 

Compartir en

QUIERO SUSCRIBIRME A LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Posts relacionados

27/11/2020   Sorteos Tec
¿Dejaste la escuela desde hace mucho? 5 consejos para que vuelvas a estudiar

Leer más
30/10/2020   Sorteos Tec
5 recomendaciones para iniciar el año escolar ahorrando

Leer más
29/10/2020   Sorteos Tec
¿Cómo enseñarles a los hijos a ahorrar durante la pandemia?

Leer más