19/12/2019 Sorteos Tec
Tiempo de lectura: 11 minutos

Descubre cómo decorar una sala con poco dinero

La decoración no siempre implica grandes gastos, sobre todo cuando es necesario por el tiempo que pasas en casa. Es posible decorar con poco dinero. ¡Te digo cómo!

La sala de una casa es el lugar donde generalmente se pasa más tiempo. Seguramente, este espacio es donde sueles reunirte con tu familia, ver tele o simplemente conversar; recibes visitas o te sientas a leer; incluso la usas para disfrutar de una buena comida o hasta para trabajar. Es un área versátil donde puedes hacer muchas cosas.

Es por este motivo que al pensar en decoración, una de las zonas en las que las personas se concentran es la sala. Aunque para algunas, esto resultar una tarea difícil, sobre todo cuando no cuentan con un gran presupuesto.

Si eres de esas personas, te vamos a comprobar que puedes hacer muchas cosas para que este espacio quede increíble, y sobre todo sin necesidad de hacer una gran inversión.

Así que, ¡manos a la obra! A continuación hablaremos de cómo decorar una sala que se adapte a tus gustos y necesidades.

¿Empezamos?

¿Cómo ahorrar dinero para la decoración?

Antes de enseñarte cómo decorar una sala, vamos a darte algunos consejos que pueden ayudarte en determinar un presupuesto para lograrlo. Te daré algunas ideas que te ayudarán a descubrir cómo organizarte y ahorrar lo que necesitas para conseguir ese espacio que sueñas.

Aprovecha una parte de tu aguinaldo

Cuando se acerca el final del año y sabes que recibirás tu aguinaldo empiezas a imaginar en qué gastarás ese dinero y, siendo francos, muchas veces los gastos que planificas son mayores al monto que percibirás.

Por eso, la planificación del aguinaldo debe hacerse con calma, y es fácil: utiliza papel y un lápiz o un formulario de planeación de gastos o presupuesto que puedes encontrar en Internet; también puedes usar una lista en tu celular.

Y es que por más que bueno que seas en cálculos mentales, al hacer una planificación por escrito te organizas mejor con tus pagos y no corres el riesgo de gastar más de lo que recibes o que el dinero no te alcance para hacer lo que requiere prioridad.

La planificación de gastos debes hacerla mucho antes de que el dinero llegue, no después, ya que si lo recibes sin haber determinado a qué lo destinarás, puedes gastarlo por impulso.

Lo que te digo puede parecer un poco obvio, pero cuando lo hagas, verás cómo algo tan sencillo puede ayudarte a tener mejores resultados con tus finanzas.

Otro dato útil es no gastar todo tu aguinaldo; guarda, aunque sea una parte. Crear el hábito de reservar cierto porcentaje de tus ingresos como ahorro, es algo que te puede ayudar en momentos en que necesites disponer de dinero para salvarte de un apuro o permitirte cumplir un sueño.

Empieza a ahorrar poco a poco

La planificación financiera es muy importante en todos los momentos de la vida.

El ahorro te permite vivir tranquilo, porque sabes que en cualquier imprevisto puedes contar con un apoyo financiero para salvarte de ese momento difícil. Puede incluso evitar que te endeudes para resolver un problema, y eso, es una preocupación menos en tu día a día.

Así que empezar a ahorrar puede que sea la fase más difícil, pero una vez que creas el hábito se hace mucho más fácil. ¡Créeme!

Uno de los mejores momentos para empezar a ahorrar es cuando recibes un dinero extra, como el aguinaldo. Como te decía hace un momento: define un porcentaje para destinarlo como ahorro. Recuerda: ¿por qué antes y no después? Porque si lo dejas para después es más fácil caer en tentación y gastar el dinero en algo que surja en el momento.

Debes de tener disciplina. Pero también, medios para realmente ahorrar ese dinero. Si tienes una cuenta en el banco, y recibes tu sueldo ahí, o es en la que depositas tu dinero si tienes tu propio negocio, no dejes ahí el dinero que ahorras, ya que así será más difícil determinar qué es ahorro y qué es gasto y corres el riesgo de usar el ahorro.

Te recomiendo abrir otra cuenta y hacer en ella los depósitos de ahorro; también puedes comprar moneda extranjera -como dólares- o simplemente guardar el dinero en algún lugar seguro de tu casa -aunque no es lo mejor porque a la larga pierde valor-. Lo importante es que no sea fácil acceder a ese dinero.

Una vez que hayas empezado a ahorrar, separa una parte de tu sueldo o de tus pagos si tienes un negocio, y guárdala. Esta acción se volverá parte de tu rutina y será más fácil continuar haciéndolo. Crearás un hábito.

Sin darte cuenta, llegarás a tener un monto que por ejemplo, te permita llevar a cabo el plan de decorar tu sala. Es importante que sigas separando una parte de tu dinero y seguir ahorrando.

Recuerda: el ahorro es un buen hábito que no solo te ayudará a salir de un imprevisto, también te ayudará a cumplir con tus objetivos.

Vende objetos que no utilices

Muchas veces tenemos en casa objetos que ya no son tan útiles y que para otros pudieran serlo. Haz una revisión cada cierto tiempo para ver si tienes algo que pueda usar alguien más y ¡véndelo!

Planea una "venta de cochera" o bazar en tu casa; además de ganar dinero con la venta, pasarás un buen día y quienes te compren, también. Las redes sociales son otra excelente opción para vender, sobre todo si no tienes un día o dos que te pueda llevar la venta.

Pon un letrero afuera de tu casa anunciando la venta o publica tanto en tu muro como en grupos especializados de artículos de segunda mano lo que quieres vender.

Recuerda: el dinero reunido te ayudará a cumplir con tu objetivo, en este caso, la decoración de tu sala. Y no lo olvides: ¡los artículos a vender pueden salir de tu sala actual! ya que al cambiar la decoración de un ambiente hay cosas que ya no vamos a necesitar. Esta es una excelente oportunidad para no desperdiciar nada y vender lo que no utilices.

No caigas en la tentación de hacer muchas compras a plazos

Los objetos que se requieren para decorar una sala, a veces implican un gasto fuerte. Sobre todo si lo que queremos tener o cambiar, son los sillones o libreros, o algún otro mueble.

Por ello las compras a plazos suelen llegar a nuestra cabeza como una opción; pero en el tema de decoración, pueden convertirse en una trampa.

No tomes la decisión de comprar todo lo que necesitarías para tu sala, a plazos. Lo ideal es aprovechar esta opción solo en épocas de grandes descuentos o meses sin intereses con plazos atractivos.

Pero debes considerar que en los siguientes meses tu presupuesto se verá comprometido, pues la deuda está ahí: de lo que percibes, deberás destinar mes a mes el monto a pagar. Y debes seguir ahorrando. Así que si usas este recurso, hazlo con mucha cautela.

Huye de los préstamos con intereses altos

Un caso menos recomendable es el de los préstamos, sobre todo cuando provienen de alguna entidad como una caja de ahorro o de prestamistas que cobran altos intereses. Así que, aunque te sientas tentado, los préstamos no son una buena opción cuando tienen intereses altos.

Puede que te ofrezcan un beneficio inmediato; sin embargo, a la larga no contribuirán a tu salud financiera. La realidad es que solo son un recurso al que debe acudirse en caso de extrema necesidad o urgencia. La decoración de tu sala, no lo es.

Ahora ya tienes una idea de dónde puedes obtener los recursos que necesitas para decorar tu sala: la disciplina del ahorro, venta de artículos usados o uso prudente de los meses sin intereses que ofrecen las tiendas.

Independientemente del monto de tu presupuesto, puedes hacer cambios notables a un espacio como tu sala, sin gastar mucho. ¡Allá vamos!

¿Cómo decorar una sala?

Ahora que tienes un presupuesto en mente, no debes salir a comprar todo lo que te gusta. Es importante planificar para que el dinero que destinarás te rinda al máximo y hasta quizás puedas guardar una parte como ahorro. Antes de comenzar la decoración responde algunas preguntas.

¿Cuál es el estilo que quieres para tu sala?

¿Cuántas veces has comprado ropa que te encantó, la encontraste a muy buen precio, te quedó bien y al llegar a casa te diste cuenta de que no combina con nada de lo que tienes? Una pena, ¿verdad? Pues es mucho peor cuando compras un mueble o un accesorio para tu casa que no encaja.

Antes de salir a comprar es importante que observes bien tu sala, que veas bien qué es lo que quieres cambiar y por qué quieres hacerlo. Muchas veces no necesitas hacer grandes transformaciones para decorar tu sala.

Quizás sea necesario cambiar solo algunos accesorios o, en otros casos, los muebles solo necesitan ser renovados y lo puedes lograr con un retapizado o incluso pintándolos.

Todo depende del estilo que quieras que tenga tu sala o tu sala comedor, y no olvides que este es un espacio familiar, así que todo debe ir en armonía también con los gustos de tu familia.

Una sala no necesita tener muchas cosas, lo importante es que tú y tus seres queridos se sientan cómodos en el ambiente. Al final este espacio de la casa es para todos.

¿Qué colores quieres utilizar para decorar el espacio?

Escoge uno, dos o tres colores que quieres que predominen; si tienes dudas lo mejor es escoger solo uno o dos tonos neutros.

Esto no quiere decir que no vas a tener objetos de otro color, sino que los colores base que escojas serán los que van a resaltar, ya sea en los muebles, paredes o en los objetos de decoración.

¿Qué cambios quieres hacer en tus muebles?

No necesariamente vas a renovar todos los muebles de tu sala; debes escoger cuáles se quedan y cuáles efectivamente vas a cambiar o simplemente eliminar.

Puede que estés acostumbrado a tener un mueble o un objeto en la sala pero que no tenga ninguna utilidad para nadie. En este caso, piensa en eliminarlo y sobre todo, que no necesitas comprar otro que lo sustituya.

Las tendencias actuales en decoración tienen un estilo minimalista; esto quiere decir que mientras menos cosas tengas, mejor. Piensa que limpiar y organizar una sala con menos cosas es mucho más fácil.

A veces tenemos objetos de los que podemos prescindir y no nos damos cuenta. Intenta hacer el ejercicio de examinar todo lo que está en tu sala y lo que sirva: véndelo.

Además de colaborar con el medio ambiente, puede que alguien como tú quiera decorar su sala y su presupuesto no le alcance para comprar uno nuevo.

Una vez que sepas el estilo que quieres darle a tu sala, antes de comprar, haz una lista de los muebles que puedes renovar, ya sea porque cumplieron su tiempo de vida o simplemente porque no te gustan.

¿Cuáles de los objetos que tienes puedes reutilizar?

Aunque no lo creas, cambiar algunos objetos de lugar ya le da una cara totalmente nueva a tu sala. Haz la prueba, piensa en la funcionalidad de los objetos y muebles y haz algunos cambios, ¡te sorprenderás!

Hay algunas aplicaciones para celular, que te permiten diseñar la decoración de un espacio simplemente tomando una foto del mismo.

Puede que alguno de los objetos o muebles de tu sala solo necesiten un pequeño cambio. Si es el caso, no necesitarás hacer grandes inversiones y el medio ambiente te lo agradecerá.

Reciclar muebles o accesorios puede ser una tarea bastante entretenida que le dará un aspecto único a tu sala. Además, le dará un toque personal y te brindará una gran satisfacción personal.

Para reciclar un mueble, existe una gran variedad de técnicas, algunas más simples y otras que requieren una habilidad mayor; sin embargo, la tarea puede ser bastante terapéutica y puede resultar muy económica.

¡No olvides que en esta renovación puede participar tu familia y así convertirla en una actividad divertida!

¿Cómo darle una nueva cara a algunos objetos que tengo?

En Internet puedes encontrar algunas ideas para reciclar un mueble: puedes forrarlo, pintarlo y, si eres de las personas a las que les gustan las actividades manuales, incluso modificar su estructura. Posibilidades sobran; y puedes obtener resultados únicos que le van a dar un toque personal a tu sala.

A continuación, te mostraré algunos ejemplos de lo que puedes hacer. Antes de elegir lo que quieres, no olvides pensar si cada una de las ideas aplica para el estilo de tu espacio y los colores que tienes pensados.

  • Pintura

Si tienes un mueble de madera desgastado puedes renovarlo con una buena pintura.

Existen diversas técnicas para dejar el mueble con una cara totalmente diferente. Por ejemplo, la Pátina, que consiste en lijar un mueble y pasarlo con pintura usando pincel en capas finas, dejando algunos espacios, eso le da la sensación de "vintage".

Si no te animas a seguir una técnica compleja, puedes simplemente cambiarle el color al mueble. Compra una pintura especial para madera en un color que quede bien con tu decoración y con esta podrás transformar tu mueble.

A veces no es necesario hacer grandes cambios para renovar un mueble de madera que ya tienes, ya que con simplemente lijarlo y darle una capa de barinz, puede ser suficiente.

  • Tapizar muebles

Si no quieres complicarte demasiado con la pintura o tu mueble tiene algunas imperfecciones que deseas cubrir, no hay nada más fácil que forrarlo o retapizarlo.

Usa distintos materiales, como tela, papel o vinil adhesivo, por ejemplo. Este último es el más práctico de aplicar. Puedes ponerlo en todo el mueble o simplemente en las partes que deseas cubrir.

Internet es una gran fuente de inspiración. Cualquiera que sea la técnica que utilices, antes de empezar, dale una mirada a algunas de las imágenes de muebles reciclados que hay en las redes sociales y también a los tutoriales que existen.

  • Paredes

Con solo pintar las paredes puedes darle una cara nueva a tu sala. Pinta todas las paredes del mismo color, cámbiales el tono a todas o incluso pinta solo un muro de un color distinto.

Elige lo que más te guste y dale otra cara a tu sala, pero recuerda: siempre piensa en los colores predominantes que elegiste y en el estilo que le quieres dar a tu sala.

Otra opción para las paredes es el papel tapiz. Puedes comprar uno que armonice con el resto de la decoración y ponerlo en toda una pared, o elige alguno de los diseños que están tan de moda como: árboles, plantas u otros objetos que vienen en una especie de cenefa.

Es una tarea sencilla que puedes hacerla tú mismo e incluso pedirle a otros miembros de la familia que te ayuden. Una buena opción de una actividad para un sábado, ¿no te parece?

¿Cómo crear objetos de decoración?

Otra opción para decorar tu casa es crear objetos de decoración. Utilizar artículos que tienes en casa y reciclarlos para darles otros usos puede ser un excelente ejercicio de creatividad.

Un florero de papel maché, una caja forrada o un portaretratos, son algunos de los artículos que puedes crear para complementar la decoración de tu sala y sin gastar prácticamente nada.

Los cojines son otro excelente elemento de decoración, ya que le dan otra cara a un sencillo sofá, y puedes hacerlo tú mismo.

Puedes usar una almohada vieja y ropa cuya tela o parte de esta esté en buen estado. Corta dos cuadrados del tamaño que prefieras y en tres de los cuatro lados del cuadrado pones el pegamento, por el lado derecho. Une las dos telas y espera que sequen.

Dale vuelta a la tela para ponerle el relleno de la almohada vieja. Pon el pegamento en la parte derecha del lado que falta y con cuidado ve cerrándolo por dentro. No le pongas mucho pegamento y colócale bastante relleno. Esta es la forma más práctica de hacer un cojín; sin embargo, si decides coserlo, incluso a mano, el resultado puede ser mejor.

¿Y qué es lo que necesito comprar para decorar mi sala?

Ya vimos qué podemos reutilizar, renovar o modificar. Incluso, mover de lugar para lograr ese efecto de "nuevo".

Una vez que has cambiado de lugar algunas cosas de tu sala, quitado algunos artículos que ya no te gustaban o que no te eran útiles, transformado algunos muebles y creado nuevos objetos, puede que te des cuenta de que ya no necesites nada más, y que tu sala ha sido renovada con la personalidad que buscabas.

Pero si alguno de tus muebles ya cumplió su plazo de vida y es necesario renovarlo, entonces llegó el momento de elegir su substituto.

Para comprar un mueble de sala o comedor es necesario que calcules bien el espacio donde será colocado. No solo en cuestión de tamaño, sino también de composición. Al ver nuevos muebles para comprar debes imaginarlos dentro del contexto donde los acomodarás para que no hagas una compra de la que después te arrepientas.

¿Dónde comprar sin gastar de más?

Antes de efectuar una compra, haz búsquedas en Internet. De esta forma podrás saber cuáles son los lugares con los mejores precios.

Otra opción es visitar tiendas pequeñas, muchas veces puedes encontrar en estos precios mucho más atractivos y mejores productos que en las grandes tiendas.

También puedes ver las tiendas de segunda mano, ya que puedes encontrar excelentes productos con precios mucho mejores que en las tiendas de artículos nuevos.

La decoración de un ambiente de la casa es una tarea gratificante que no necesita de grandes inversiones para obtener buenos resultados.

Ahora que sabes cómo decorar tu casa con poco dinero, puedes hacer un excelente trabajo.

¿Te gustaría seguir recibiendo contenido que sea útil para tu día a día? ¡Entonces suscríbete a nuestras Noticias y recibe artículos como este en tu correo!

Compartir en

QUIERO SUSCRIBIRME A LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Posts relacionados

26/01/2021   Sorteos Tec
Colores para recámaras: ¿cómo elegirlos?

La elección de colores para recámaras influye de forma directa en el aspecto de este espacio del hogar en el que descansamos, dormimos y nos relajamos.

Leer más
22/01/2021   Sorteos Tec
10 usos que puedes darle a un patio pequeño

Un patio pequeño tiene grandes ventajas, aunque no lo parezca. Una de ellas es que requiere un mínimo de esfuerzo y de tiempo para mantenerlo limpio y ordenado.

Leer más
8/01/2021   Sorteos Tec
Las mejores plantas de interior para armonizar tu espacio

Las plantas de interior son grandes aliadas para el hogar, que permiten darle un toque natural, distintivo y de buen gusto.

Leer más