7/08/2020 Sorteos Tec

Tiempo de lectura: 8 minutos

¿Cómo hacer crecer un negocio en tiempos de crisis?

De hecho, las crisis son un buen momento para mejorar, dar un esfuerzo extra y analizar de forma minuciosa los procesos de un negocio y su esencia, para así definir estrategias y acciones que conlleven rentabilidad y expansión.

Dicho esto, en las próximas líneas te daré 10 valiosos consejos para que puedas impulsar el crecimiento de tu emprendimiento en la actualidad, a pesar de las dificultades y desafíos que plantea el entorno.

¡Lee hasta el final!

1. Ofrece tus servicios o productos en Internet y medios sociales

En México, el comercio electrónico ha crecido a pasos acelerados en los últimos tiempos. En 2019, esta forma de comercio se expandió en más de un 28%.

Debido a las limitaciones para salir de casa y el distanciamiento social, producto del COVID-19, para muchos consumidores el e-commerce se convirtió prácticamente en la forma más importante de acceder a bienes y servicios.

Este impulso del comercio electrónico a raíz de la pandemia ha hecho que las proyecciones de crecimiento de esta modalidad ronden el 60 % para 2020.

Ante este panorama, el e-commerce representa una muy buena oportunidad para tu negocio, ya que es una vía de crecimiento y rentabilidad en medio de tiempos de crisis, especialmente en el contexto actual.

Por esa razón, desarrollar la presencia digital de tu negocio creando perfiles en redes sociales y confeccionando su propio sitio web para que puedas ofrecer servicios y/o productos por medio de Internet y las plataformas digitales, se vuelve una decisión prioritaria.

Pero hay complementos que tambien debes considerar, como involucrar tu emprendimiento en comunidades y tiendas de comercio electrónico, como Mercado Libre, por ejemplo.

2. No temas al financiamiento e identifica la mejor alternativa

Préstamos personales, microcréditos, líneas de crédito… Existe una amplia oferta de financiamientos a la que pueden acceder las personas y los negocios en México, siempre y cuando, por supuesto, cumplan con las condiciones y parámetros establecidos por la banca y otras instituciones.

En tiempos de crisis, los financiamientos pueden ser una gran ayuda para emprender proyectos de crecimiento aunque no se cuente con una gran liquidez o fondos ahorrados.

Eso sí, recuerda que, tarde o temprano, deberás pagar todo el dinero que recibas en calidad de préstamo y, además, con un interés añadido, por lo cual debes evaluar muy bien las alternativas de crédito para que elijas la más viables y acordes a la capacidad de pago de tu negocio.

Además de analizar el interés, evalúa aspectos como las amortizaciones y el lapso de pago. Preferiblemente, haz este pequeño estudio con ayuda de un profesional en finanzas.

Por otro lado, asegúrate de darle un buen destino al financiamiento que recibas, que se traduzca en el crecimiento de tu negocio y en mayores utilidades, para que en el futuro puedas pagar tus deudas y, así, acceder a nuevas oportunidades de financiamiento.

3. Diversifica tu negocio

Cuando se trata de cómo hacer un negocio, la diversificación emerge como una gran aliada.

Este proceso significa ampliar la oferta de productos o servicios y, en general, integrar otras actividades o labores que permitan generar ingresos.

Si se hace de manera correcta, esto representará crecimiento del negocio de forma inmediata, pues mientras más productos o servicios ofrezcas, más oportunidades tienes de atender diversas necesidades de los clientes.

Por ejemplo, si cuentas con un taller mecánico que hace mantenimiento y reparación de motores, puedes ampliar tu oferta incluyendo servicios asociados con la estética de los vehículos, como restauración de asientos y aplicación de pintura en partes exteriores.

De esta forma, estarás ampliando tu empresa sin perder su esencia y área de especialización, que son los autos y la reparación o mantenimiento de los mismos.

Por supuesto, es posible que para incluir estos nuevos servicios tengas que adicionar nuevas máquinas y herramientas y ampliar la nómina de trabajadores, pero se trata de una inversión mucho menor a la de empezar un negocio desde “cero”.

4. Siempre vigila la liquidez

Los tiempos de crisis están acompañados de disminución de ingresos para la mayoría de las empresas. Si esto le sucede a tu negocio, ¡no te preocupes!

En ese caso, enfócate en vigilar la liquidez, que es la disponibilidad de dinero para afrontar los costos y gastos, como servicios, salarios y pagos asociados a los impuestos.

Si ves que este factor cada vez es más reducido y está llegando a un punto en que se te dificulta cubrir tus responsabilidades financieras, ¡es momento de tomar cartas en el asunto!

Cuando la liquidez va con tendencia a reducirse, es necesario disminuir la partida de gastos, aunque ello represente sacrificios y medidas que posiblemente no querrás tomar: desde costos en papelería y materiales en impresión hasta reducción de la nómina… todas las opciones deben estar sobre la mesa.

Una vez que recortes gastos y logres recuperar un nivel adecuado de liquidez, podrás retomar de manera sustentable y viable tus proyectos de expansión, pues de nada vale crecer arrastrando deudas y problemas financieros.

5. Enfócate en tu cartera de clientes actual

Generalmente, los negocios se centran en ampliar su clientela cuando quieren crecer y expandirse, ¡y eso está muy bien!

Sin embargo, en momentos de crisis, el camino a la rentabilidad y el crecimiento puede estar en los clientes que tu empresa ya ha ganado.

Y es que siempre resulta más económico fidelizar a los consumidores que atraer a nuevos compradores.

Con esto no quiero decir que desistas de la idea de ampliar tu clientela, sino que te centres especialmente en alentar a tus actuales clientes a que realicen nuevas compras o soliciten nuevos servicios.

De esa forma aumentarás un indicador llamado Lifetime Value (LTV), que hace referencia al valor neto de ingresos que un cliente aporta a una empresa durante el tiempo que permanece.

Mientras mayor sea el LVT promedio de tu cartela de clientes, más rentabilidad tendrá tu negocio y, en consecuencia, contará con mayores posibilidades de crecer de manera sustentable.

6. Invierte en tecnología

Sí, sé que inversión y crisis son palabras que parecen estar peleadas la una con la otra.

Pero en realidad invertir en tiempos de crisis no es una mala idea, siempre y cuando esto no ponga en aprietos la liquidez de tu empresa y genere efectos positivos en el futuro cercano.

Una de las inversiones más recomendadas para afrontar los contextos complejos y crecer de forma efectiva son aquellas que se relacionan con la tecnología.

Con el pasar del tiempo, los sistemas, software y herramientas tecnológicas no solo mejoran las operaciones, sino que permiten reducir costos y los gastos extra asociados a los errores humanos y a las actividades repetitivas.

Entre estas soluciones tecnológicas que pueden ayudar a tu negocio se encuentran los sistemas de facturación y el software que automatiza la contabilidad.

Por otro lado, incorporar tecnologías en tu negocio te ayudará a afrontar de mejor manera nuevas crisis o daños colaterales del complejo contexto actual.

Por ejemplo, muchas fábricas e industrias que automatizaron sus procesos gracias a las nuevas tecnologías lograron seguir produciendo pese a que muchos de sus trabajadores se quedaron en casa durante varias semanas.

Además, sus gerentes, supervisores y coordinadores pudieron vigilar las operaciones de forma remota para garantizar que todo marchara en orden.

7. No descuides el marketing y la publicidad

Disminuir las acciones de marketing y publicidad es algo que debes evitar en tiempos de crisis.

Si tu negocio no tiene serios problemas de liquidez, mantén este presupuesto intacto e, incluso, increméntalo, pues resulta fundamental para las aspiraciones de crecimiento.

Desplegar sólidas campañas de publicidad y marketing permitirá que la marca de tu negocio se haga más conocida y se posicione mejor en su segmento de mercado.

Eso sí, para que las inversiones en estas áreas sean efectivas, asesórate con profesionales y, sobre todo, identifica muy bien cuáles son los canales y medios ideales para conectar con tu público objetivo.

Emplea encuestas y entrevistas que te permitan saber qué redes sociales utilizan con frecuencia tus potenciales clientes, cuáles medios de comunicación prefieren y, en general, cómo se comportan en Internet y en las plataformas sociales.

8. Capacita al talento humano

Si bien nos encontramos en una época tecnológica en la cual el software y sistemas informáticos resultan claves para el crecimiento de las empresas, el talento humano sigue siendo el capital más importante y valioso.

Tomado en cuenta esta realidad, es importante que destines tiempo, esfuerzo y dinero en capacitar a los trabajadores de tu empresa, independientemente de si son pocos o muchos.

Muchas veces, el éxito de las organizaciones es proporcional a los conocimientos y el nivel de formación de sus empleados y colaboradores.

Además de desarrollar programas de capacitación interna, es importante que busques fomentar un clima organizacional saludable, que haga sentir cómodo a tu personal pese al contexto de crisis y los múltiples desafíos que plantea el entorno.

9. Planifica a futuro y sé realista

Cuando se habla de cómo hacer crecer un negocio, la planificación también juega un rol protagónico.

Las posibilidades de expansión y éxito de tu empresa dependen, en gran parte, de lo acertado que sea tu plan para llevarla hacia sus objetivos.

Entre otras cosas, una buena planificación está orientada al futuro, tanto al mediano como al largo plazo, y sobre todo es realista.

Para que se cumpla esta premisa, es muy importante que analices el contexto actual y, con base en esto, determines qué puede suceder más adelante y de qué forma ciertas situaciones pueden impactar tu negocio.

Por otro lado, un plan de crecimiento se debe ajustar a los recursos económicos, intelectuales, tecnológicos y operativos de tu empresa, ya que de lo contrario no será realista y podrías plantear expectativas exageradas.

10. Evalúa con frecuencia el proyecto de crecimiento

Ningún plan es perfecto, pues se trata de un elemento que cuenta con diferentes aristas y elementos propios y extrínsecos.

Por ese motivo, parte de tu éxito depende de la capacidad que tengas de analizar y evaluar cómo marcha el proyecto y qué tanto te has acercado a los resultados que buscas.

Además de darte un panorama real sobre el desarrollo operativo y desenvolvimiento, las revisiones constantes son claves para detectar a tiempo problemas y fallas que pueden impedir que se concrete el crecimiento de tu negocio.

Una vez que identifiques estas problemáticas, tendrás la posibilidad de responder rápidamente, definiendo acciones y estrategias que permitan solucionarlas y superarlas.

Para que sea posible evaluar de manera regular el proyecto, es necesario que tú y tu equipo de trabajo se esfuercen por documentar sus diferentes etapas y avances.

¡Perfecto! Si leíste hasta aquí ya sabes cómo hacer crecer un negocio en tiempos de crisis.

Si estás dispuesto a superar las adversidades y llevar a tu emprendimiento a un nuevo nivel, ¡sigue estos valiosos consejos!

Como ves, los momentos complejos no son para detenerse, sino para mejorar, innovar y buscar alternativas y opciones para alcanzar rentabilidad y beneficios.

También, puedes hacer pequeñas inversiones que no precisamente tengan que ver con tu negocio pero que te puedan aportar el capital suficiente para hacer mejoras en el mismo y consolidar tu proyecto de expansión.

Una de ellas es la compra de boletos de sorteos que puedan otorgarte ingresos extras o hasta un premio millonario que no solo te permita mejorar la calidad de vida y aumentar el patrimonio familiar, sino que te ayude a concretar los planes y objetivos de tu empresa.

Si participas en un sorteo universitario, además de tener posibilidad de ganar, estarás ayudando a otros, ya que estos recaudan fondos e ingresos para causas con enfoque social y humano, como otorgar becas del 100% a jóvenes talentosos y con anhelos de superación.

A la vez, esta clase de iniciativas permiten que personas de todas las edades generen ingresos extra por medio de la venta de boletos.

Asombroso, ¿cierto?

Si te interesa participar en un sorteo con estas valiosas características y quieres saber qué debes hacer para tener mayores posibilidades de ganarlo, no dudes en leer el siguiente artículo de nuestro blog: ¿Cómo ganar un sorteo?: conoce 5 consejos prácticos y efectivos

¿Sabes cómo hacer crecer un negocio en momentos de crisis? Aunque puede parecer imposible cumplir con este objetivo en contextos adversos, la realidad es que puedes lograrlo si sigues determinados criterios y principios para alcanzar el éxito.

Compartir en

QUIERO SUSCRIBIRME A LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Posts relacionados

10/05/2024   Sorteos Tec
Sigue estos consejos para mejorar tus ventas por Facebook

Esta poderosa red social, que cuenta con más de 3,000 millones de usuarios activos, te permitirá llegar a un amplio público y compartir ofertas y productos de manera inmediata, dinámica y sencilla. ...

Leer más
8/05/2024   Sorteos Tec
¿Cómo vender más y mejor? Estas 9 películas de venta te inspirarán

Aunque es cierto que algunas personas nacen con el don para vender, también hay algunas estrategias para mejorar esta habilidad y convertirte en un vendedor exitoso. Te recomendamos estas 9 películas ...

Leer más
11/03/2024   Sorteos Tec
4 maneras creativas de ganar dinero

Si te preguntas cómo ganar y aumentar el presupuesto familiar, llegaste al lugar indicado, te compartimos diferentes opciones que resultan fáciles de llevar a cabo. Existen ideas creativas para ganar ...

Leer más