7/01/2021 Sorteos Tec
Tiempo de lectura: 8 minutos

Desarrollo profesional: Todo lo que necesitas saber para alcanzarlo

Hoy en día es muy común escuchar el término "desarrollo profesional" en los ámbitos laborales y educativos. Sin embargo, a veces puede ser difícil definir su significado, ya que puede abarcar una multitud de temas dependiendo de a quién le preguntes.

Te invito a leer este artículo donde te explico lo que necesitas saber sobre el desarrollo profesional y, además, te ofrezco algunos consejos para alcanzarlo.

¡Comencemos!

¿Qué es el desarrollo profesional?

El término se refiere al crecimiento que un profesionista (sea empleado o dueño de negocio) puede adquirir por medio de cursos especializados, educación formal, aprendizaje técnico avanzado o experiencia profesional en su ramo de estudio o trabajo.

Dicho de otro modo, toda aquella acción que una persona tome, que le ayude a ser mejor en su trabajo, puede ser considerada como desarrollo profesional.

Estas experiencias pueden ir desde un curso en línea de unas horas hasta una carrera universitaria de larga duración, pasando por seminarios de un par de semanas o capacitación de algunos meses.

Algunas empresas contemplan planes de desarrollo profesional para sus empleados, ofreciéndoles cursos y capacitaciones (obligatorias y opcionales) relacionados con su trabajo.

Sin embargo, esto puede ser un poco más complicado para un emprendedor, ya que un desarrollo profesional no se obtiene tomando cualquier entrenamiento solo por el bien de tomarlo, sino que debe apuntar a un propósito específico y escalonado, a manera de un plan de negocios que lo detalle.

¿Qué importancia tiene en tu vida?

En el mundo digitalizado y de ritmo acelerado en el que vivimos es fácil perderse en las tareas diarias y descuidar el desarrollo profesional, o sencillamente dormirnos en nuestros laureles porque pensamos que lo sabemos todo, ¡pero esto puede ser un verdadero error!

No importa qué tan experta sea una persona en su campo, siempre hay espacio para aprender más. Por ejemplo, un carpintero puede ser el mejor construyendo sillas, pero quizás le falta experiencia en realizar cajoneras y podría mejorar su estética en las mesas.

No es secreto que tener mayor experiencia y conocimiento en cualquier ramo puede traducirse en un incremento de ingresos cuantitativo.

La versatilidad de un profesionista puede significar un nuevo trabajo mejor remunerado, más y mejores clientes para tu negocio y mejores oportunidades en general.

Y esto no solo concierne al mundo de los negocios, ¡también te beneficia inmensamente en el ámbito educativo!

Si eres una persona a la que le gustaría viajar, o tienes hijos a los que les encantaría conocer el mundo, incrementar tu desarrollo profesional podría hacerte el candidato ideal para ganar una beca para estudiar en el extranjero.

Habiendo dicho todo lo anterior, estoy seguro de que te has convencido de la importancia del desarrollo profesional tanto para ti como para tu familia y amigos.

Si sigue siendo un poco abstracto este concepto, ¡no te preocupes! Aquí te dejo 8 consejos para alcanzar el desarrollo profesional que puedes implementar en tu rutina.

¡Seguimos!

8 consejos para alcanzar el desarrollo profesional

1. Acondiciona tu lugar de actividad

La situación de la pandemia de covid-19 ha restringido las oportunidades para recibir entrenamiento de forma presencial.

La mayoría de nosotros estamos recluidos en nuestros hogares, pero esto no quiere decir que no tengamos oportunidad de continuar con nuestro desarrollo profesional.

Sin embargo, muchos no tenemos las condiciones óptimas de trabajo en nuestras casas debido a que no estamos acostumbrados a trabajar en ellas, por lo que lo primero que debemos hacer es poner una oficina en casa.

¡Pero no te asustes! No quiero decir que tu sala tendrá que lucir literalmente como tu propia oficina, sino que debes adecuar el ambiente para el trabajo.

Puedes empezar por comprar una silla adecuada para largas horas de trabajo, que te ayude a mantener una postura correcta, ya que una mala posición te puede generar enfermedades que con algunos cuidados, son evitables.

Es también recomendable que siempre mantengas ordenado y despejado tu espacio. ¡A nadie le gusta trabajar entre un montón de cosas!

Recuerda también mantener bien iluminado tu espacio. La luz natural durante el día y artificial para las noches es lo recomendable, pero si esto no es posible, procura que las luminarias matutinas sean suficientes para realizar tus actividades.

Finalmente, evita trabajar en tu habitación, ya que el cerebro la interpreta como un lugar de relajación cuando lo que necesitas es concentración.

2. Encuentra recursos en línea

Ahora que ya tienes un espacio óptimo de trabajo y estudio, lo siguiente que debes hacer es investigar qué recursos tienes a tu alcance para el desarrollo profesional de tu campo.

El internet es un lugar maravilloso con recursos casi infinitos, pero no todos son igual de útiles, y se requiere de habilidades digitales para sacarle el máximo provecho.

Te recomiendo visitar Coursera.com, que es una página de cursos en línea impartidos por las universidades más prestigiosas del mundo a través de la plataforma, ¡muchos de ellos completamente gratis!

Otro sitio fenomenal es Udemy.com, que de igual forma ofrece cursos en línea, pero esta vez impartidos por expertos de cualquier tema, desde fotografía hasta programación, pasando por cocina y decoración.

Ambos sitios pueden llegar a costar dependiendo de lo que elijas, pero si lo tuyo es ahorrar también hay material interminable en YouTube, aunque será un poco más retador encontrar material adecuado, ¡pero siempre posible!

3. Crea un plan de estudios

Una vez que hayas elegido los cursos que te gusten y sean más útiles, y sientas que puedas aprender de ellos, lo siguiente será confeccionar un calendario de tal forma que compaginen con tus actividades diarias.

Quizá te pueda parecer una pérdida de tiempo, pero en realidad te ahorrará no solo horas de esfuerzo, sino dolores de cabeza y frustraciones, ya que no tendrás que pensar cada día qué estudiar, ni por cuánto tiempo hacerlo.

Es importantísimo que te pongas fechas límite para terminar cada entrenamiento, ya que es mucho más difícil lograr cualquier meta sin una fecha límite que te empuje a realizarla,

Aparta al menos una hora para el estudio y, si decides utilizar más tiempo, recuerda descansar 15 minutos cada hora.

No es recomendable que tus sesiones de estudio sean más cortas, ya que tu mente no tendrá el tiempo suficiente de adentrarse en los contenidos y cuando apenas empiece a fluir, ¡se habrá acabado el tiempo límite!

4. Motívate de manera práctica

Cuando pensamos en la motivación, seguro se nos vienen a la mente frases emotivas y llenas de significado que nos ayudan a poner en contexto nuestro esfuerzo y recordarnos que siempre hay luz al final del túnel.

La idea es pensar en cómo podría ser el futuro si lográramos todo lo que nos proponemos. ¿Qué casa podríamos comprar? ¿Cuánto tiempo podríamos pasar con nuestros hijos? ¿Estaríamos viviendo en la playa?

Pero esta es solo la mitad de la ecuación. La contraparte, igual o más importante, es pensar cómo luciría el futuro si NO continuáramos con nuestros compromisos.

Es decir, debemos pensar en qué pasaría en el futuro si nos dormirnos en nuestros laureles y no hacemos nada para mejorar. ¿Tendríamos suficiente dinero para el retiro? ¿Podríamos disfrutar de las vacaciones por Europa que siempre hemos soñado? ¿Podríamos mandar a nuestros hijos a las mejores universidades?

Puede parecer algo negativo, pero complementar de esta forma nuestra motivación nos da razones positivas para lograr nuestros cometidos y razones no tan divertidas a evitar.

¿Y cómo evitarlas? ¡Pues continuando tu desarrollo profesional!

5. Sé constante y disciplinado

Una vez dicho lo anterior, hay que tener en cuenta que la motivación no lo es todo.

Muchas veces pensamos que para desarrollarnos profesionalmente necesitamos estar motivados todo el tiempo, pero la realidad es distinta.

Pero este es tan solo el primer paso, que necesitas para establecer los hábitos correctos, pero una vez que la motivación termina, debe perdurar la disciplina.

Recuerda que la motivación es un estado de ánimo que va y viene, pero tu constancia se queda contigo para siempre.

Sea en tu estudio o en tu trabajo, la constancia es la clave del desarrollo profesional, ¡y no necesitas dedicar horas y horas al día a tu desarrollo!

Te sorprenderías de los frutos que los pequeños incrementos de esfuerzo pueden generar en tu vida.

Por ejemplo, hacer ejercicio por tan solo 30 minutos al día puede hacer toda la diferencia para evitar problemas de salud más tarde en tu vida. Como puedes notar, no es una gran cantidad de tiempo, pero la disciplina hará que los esfuerzos se multipliquen a lo largo de los años, creando grandes resultados con poco tiempo por día.

Este punto es particularmente importante al ser una persona emprendedora que tiene que hacer la gestión de negocios por sí misma, pues no existe un jefe que te exija hacer las cosas.

6. Apóyate en tus contactos

Uno de los pilares del crecimiento profesional es crecer y cultivar tus redes de contactos.

Estos van desde compañeros de la secundaria, hasta exjefes, clientes antiguos y nuevos, amigos, familiares, etc. ¡Hay un mundo de posibilidades!

Tu red de contactos es tu aliada más poderosa al momento de concretar negocios, recibir nuevos clientes, dar a conocer tu empresa o marca y generar confianza entre tus compradores.

Después de todo, las recomendaciones de boca a boca siguen siendo sin lugar a dudas la forma más efectiva de mercadotecnia.

Una persona es mucho más propensa a comprar un producto o contratar un servicio si otra persona se lo recomendó, y, mientras más cercana, mejor.

Es por ello que no debes sentir ninguna vergüenza en apoyarte en tu red de contactos para tu desarrollo profesional. ¡Pide que te recomienden!

Esto es tan cierto para un negocio como lo es en un empleo. Todos sabemos de alguien que consiguió un empleo gracias a una recomendación interna de un empleado de la empresa.

¿Entonces qué esperas? Contacta a tus viejos compañeros de empleo, de escuela, a viejos clientes y retoma el contacto. ¡Sin duda les alegrará muchísimo oír de ti!

7. Rodéate de personas con tus mismas metas

¿Alguna vez has escuchado que tú eres el promedio de las cinco personas que más frecuentas?

Esto quiere decir que te verás influenciado por los hábitos, pasiones, pasatiempos y actitudes de las personas más cercanas a ti, lo cual podría llegar a ser perjudicial para tu desarrollo profesional si te juntas con las personas equivocadas.

Trata de frecuentar a personas con tus mismos ideales, metas, y mentalidades.

De esta forma, si llegas desacelerar en la obtención de tus objetivos, el estar rodeado de estas personas te revitalizará y te llenará de energía para continuar tu camino.

Otra ventaja que esto aporta es que tu grupo cercano podrá informarte cuando te estás desviando y viceversa. Míralo como un grupo de autoayuda aplicado al desarrollo profesional.

8. Mantén una comunicación estrecha con tu familia

La familia es el grupo en que más puedes confiar. Comunicar tus aspiraciones y objetivos puede ser una gran forma de cimentar tanto en tu mente como en la de tus familiares tus intenciones de desarrollo profesional.

Sea que lo comentes con tu pareja, tus hijos, tus padres o hermanos, sin duda el apoyo de la familia es invaluable y casi hasta requisito para no desistir en el camino.

Además, también será una forma de inspirarlos a ellos a no darse nunca por vencidos y siempre continuar aprendiendo.

Como en el punto anterior, se puede volver un círculo de motivación compartida que crea un ecosistema de emociones positivas del que todos se benefician, sobre todo los más chicos, al encontrar en ti un ejemplo a seguir en sus etapas de crecimiento, que es cuando más susceptibles son a influencias externas.

¡No desistas!

Los consejos anteriores son aplicables a cualquier persona, sin importar su condición social o económica, pues tratan sobre características de comportamiento que cualquier persona puede prestamente cultivar y que no requieren de ningún talento innato.

¿Y tú qué opinas? ¿Nos faltó algún método para conseguir del desarrollo profesional? ¿Quisieras agregar algo? ¡Déjalo en los comentarios! Lo que nos compartas es invaluable para mejorar nuestro contenido para ti.

¡Hasta la próxima!

Compartir en

QUIERO SUSCRIBIRME A LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Posts relacionados

15/01/2021   Sorteos Tec
Inspírate con los 5 mejores vendedores del mundo

El mundo de las ventas cuenta con grandes protagonistas, tanto en la actualidad como históricamente, que bien pueden ser un modelo a seguir para ti.

Leer más
14/01/2021   Sorteos Tec
Quiero trabajar, ¿por dónde puedo empezar?

Si al final del mes el presupuesto familiar no es suficiente para cubrir todos los gastos, es posible que ya te hayas dicho, en más de una ocasión, “quiero trabajar”.

Leer más
13/01/2021   Sorteos Tec
¿Cómo vender cualquier cosa?

¿Alguna vez te has preguntado cómo vender cualquier producto a cualquier persona? No te mentiré: es una tarea desafiante, pero puedes conseguirlo si sigues los principios y tips adecuados.

Leer más