16/11/2020 Sorteos Tec
Tiempo de lectura: 7 minutos

Motivación: todo lo que necesitas saber para mantenerla

La motivación puede valorarse como un motor o un combustible que impulsa a los seres humanos hacia la felicidad, el bienestar y la plenitud.

Pero, lamentablemente, muchas veces no contamos con una elevada "dosis" de esta energía emocional que tanto bien hace a nuestras vidas, sino que, al contrario, nos sentimos desalentados y solo vemos panoramas oscuros.

Tomando en cuenta esta realidad, hoy quiero poner en tus manos los consejos más valiosos y efectivos para mantener la motivación en diferentes circunstancias y facetas de tu vida.

Antes de profundizar en estos tips clave, te mostrará cuáles son los distintos tipos de motivación que existen y en qué consisten.

¡Lee hasta el final!

¿Cuáles son los tipos de motivación?

En efecto, la motivación es un estado interno que se divide en diferentes tipos, de acuerdo con la forma en que se originó, a los fines que persigue y otras variables.

En concreto, nos encontramos ante 10 importantes clases de motivación, que son las siguientes:

1. Motivación emocional

Es aquella que proviene de emociones, como una relación amorosa o de amistad. Puede describirse como un sentimiento positivo que nos da ánimo y aliento para enfrentar la vida.

2. Motivación homeostática

Deriva de la satisfacción de las necesidades primarias, como el hambre y la sed, así como otras más instintivas.

3. Motivación extrínseca

Se caracteriza por estar relacionada con el premio y la recompensa. Un ejemplo típico es cuando les decimos a nuestros hijos que le daremos un regalo si obtiene una determinada calificación.

En ese caso, tus hijos tienen una motivación extrínseca para estudiar y afrontar con éxito el examen: el premio que recibirán luego.

4. Motivación intrínseca

Está asociada al placer y la satisfacción propia, y no a resultados y premios que se puedan obtener. Va de la mano con el interés genuino de desarrollo humano y crecimiento personal.

5. Motivación centrada a la tarea

Como su nombre lo refleja, es aquella que nace a raíz de una tarea, bien sea porque nos sentimos a gusto haciéndola o porque tenemos un talento natural para esta que nos genera orgullo, satisfacción y sensación de plenitud.

6. Motivación centrada en el ego

Se alimenta de la comparación y de capacidad de sobresalir. Se motivan de esta manera quienes constantemente contrastan su desempeño y accionar con el de otros y consideran que pueden desmarcarse o ser superiores.

7. Motivación cotidiana

Está relacionada con el grado de placer de la rutina y la vida diaria. Básicamente, para disfrutar de esta es necesario estar satisfecho, en líneas generales, con la vida que se posee y las características de esta.

8. Motivación básica

Esta forma de motivación es impulsada con frecuencia en el mundo del deporte y está asociada a la superación. Es aquella que se sustenta en rendimiento, avances y mejoras cotidianas que pueden valorarse como frutos del esfuerzo.

9. Motivación positiva

Es la motivación que se obtiene al pensar en los beneficios asociados a algo. Un ejemplo de ella son las personas que están muy comprometidas con el ejercicio físico porque tienen en mente las ventajas que este proporciona, como un cuerpo tonificado y salud.

10. Motivación negativa

Se obtiene y mantiene con la finalidad de evitar algo. Por ejemplo, una persona puede estar motivada a no consumir drogas para prevenir problemas de salud o ser juzgado por el entorno.

Consejos claves para mantener la motivación

¡Bien! Ya sabes cuáles son los diferentes tipos de motivación y cómo caracterizan, así que es hora de profundizar en aquellos consejos claves que te permitirán mantener este sentimiento positivo en todo momento.

¡Atención!

1. Siempre piensa en positivo

Años de estudio biológico, especialmente del sistema nervioso, nos han demostrado que la mente domina el cuerpo.

En nuestro cerebro se idean, en microsegundos, palabras, movimientos y acciones.

Pero ese no es el único poder de nuestra mente. Además, tiene una influencia directa en cómo nos sentimos y qué percibimos.

La ecuación es sencilla: si piensas de manera positiva, tendrás, generalmente, sensaciones positivas, como lo es la motivación.

Para mantenerte motivado en los diferentes ámbitos de tu vida necesitas asumir una actitud optimista, en vez de pensar que todo es imposible o que nada te sale de la forma en que planeas.

En otras palabras, adopta creencias y pensamientos que jueguen a tu favor y no en tu contra. Esto te dará el impulso necesario para dar lo mejor de ti y jamás decaer, incluso cuando el entorno no te plantea el mejor escenario.

2. Piensa a futuro

Una persona motivada siempre está esperando algo bueno en el futuro, sea en el corto, mediano o largo plazo.

Debido a esto, es importante que establezcas sueños y metas que te inviten a mirar siempre hacia adelante y a mantenerte en una espiral positiva en tu vida.

Para ser feliz y disfrutar de bienestar no debes vivir bajo la incertidumbre, sino saber muy bien qué quieres para ti y hacer cosas que te permitan sentir que te acercas a tus objetivos.

Además de fijar metas, define, de manera concreta, qué acciones y estrategias te pueden ayudar a conseguirlas, para que luego las lleves a la práctica.

Como ves, para alcanzar la motivación y no perderla necesitas asumir una actitud proactiva y caminar hacia un norte claro.

3. Haz de la organización una filosofía de vida

Cuando las personas no son organizadas, el caos puede llegar a reinar en sus vidas, lo cual las hace sentirse desmotivadas producto de que no disfrutan de bienestar y que no ven resultados palpables de sus esfuerzos.

Pequeños cambios, como elaborar un calendario que te permita ahorrar tiempo y compaginar actividades sin problemas, marcan la diferencia cuando se trata de organización.

Organizarte te permite reducir la incertidumbre, una vieja enemiga de la motivación y el bienestar.

Aparte de organizar tu tiempo, mantén el orden en las finanzas e, incluso, en tu hogar, gestionándolo como la mejor ama de casa, que logra tener las cosas al día y fomentar la sana convivencia.

Todo esto te permitirá construir un entorno positivo y armonioso, que sea el pilar de tu motivación y de la satisfacción personal y familiar.

4. Interactúa con contenidos, mensajes e información positiva

¿Eres de la persona que ve los noticieros todos los días? No cabe duda de que mantenerse informado es muy bueno, pero ¿las desalentadoras noticias que se presentan en el mundo realmente te ayudan a mantener la motivación? ¡Posiblemente no!

En ese caso, contrarresta el efecto de las noticias y las informaciones de interés público que bien debas conocer para tomar decisiones y planificarte, con mensajes, comunicaciones y contenidos con enfoque positivo.

Por ejemplo, leer unas pocas frases motivadoras todos los días puede ayudarte, de a poco, a "llenar tu recipiente” de optimismo, esperanza y positivismo.

También, ve películas y otros contenidos que te inspiren, que se centren en historias de éxito y de superación. 

5. Haz cosas que te gustan y apasionan

¿Recuerdas lo que hablamos de la motivación centrada en la tarea? Muchas veces, lo que hacemos en nuestra vida diaria es lo que determina nuestro nivel de motivación y bienestar, pues, simplemente, algunas cosas nos gustan y otras no.

Esta realidad nos lleva a un consejo muy obvio, pero que a veces las responsabilidades y dinámica de la vida nos hacen dejarlo un lado: hacer cosas que te generen pasión y entusiasmo.

Esto podemos trasladarlo, por ejemplo, al ámbito del trabajo. Es necesario que no solo labores o emprendas por dinero, sino que la vocación y pasión por una determinada actividad sea parte de tu impulso a dar lo mejor y a perseverar.

Estar en donde quieres estar y hacer lo que quieres hacer es un requisito clave para alcanzar la plenitud y la realización, pues es sinónimo de una vida integral y de libertad.

Con esto no quiero decir que esquives las responsabilidades que tienes como adulto si algunas de estas te resultan aburridas, tediosas o incómodas.

Simplemente, organizada y gestiona tu vida de tal forma que logres involucrarte mayormente con áreas y tareas que te generan motivación.

6. Rodéate de personas positivas

La motivación, al ser un factor asociado al optimismo, puede “contagiarse”. Es decir, se trata de una sensación capaz de transmitirse de persona a persona.

Si te rodeas de personas positivas, que piensan en grande y que esperan resultados favorables de lo que sucede y de las cosas que hacen, es mucho más probable que logres estar motivado ante la vida y el futuro.

En cambio, convivir en ambientes y grupos en que el desaliento, el negativismo y la queja con una constante, dificultará que puedas desarrollar y mantener este estado interno de esperanza, compromiso y optimismo.

7. Descúbrete a ti mismo

Ya sabes que hay motivaciones asociadas el trabajo, las actividades diarias y las áreas de desempeño.

Ante esta realidad, un paso que necesitas dar es el autoanálisis, lo que te permitirá descubrir tus pasiones, vocaciones e intereses.

Luego de identificar estos rasgos claves, podrás emplear estrategias y acciones para traer a tu vida temas, tareas y áreas que te generan bienestar y que te estimulen diariamente.

También es importante que analices qué te desanima o desmotiva y, en general, qué cosas y situaciones no te hacen bien desde el punto de vista mental y sentimental.

El conocimiento propio es poder y es la llave que abre las puertas a mejores sensaciones internas.

8. Sé auténtico y respeta tu ser

Una de las cosas que más pueden llegar a desmotivar a una persona es intentar caer bien a todo el mundo y no lograrlo.

¡Y es que se trata de algo imposible! Nadie está libre de las críticas y de ciertas percepciones negativas de personas cercanas o con las que se comparten proyectos, espacios y ambientes.

Esto nos dice que para poder motivarnos y mantener este estado interno no debemos depender de que todos nos acepten y aprecien, sino de disfrutar ser nosotros mismos.

La autenticidad y la coherencia con lo que se piense y sienta es clave para el bienestar. Además, mostrarte tal como eres permitirá que realmente establezcas conexiones y relaciones con personas con las que empatizas y compartes intereses y percepciones.

9. Apunta a la productividad

Ya sabes que ver frutos y resultados es clave para la motivación, así que debes mantenerte enfocado en ser productivo y en conquistar objetivos.

La motivación puede valorarse como un círculo que se mantiene si le damos vueltas de manera constante. Lógicamente, para mantenernos motivados tenemos que plantearnos motivaciones (logros, retos, mejoras, etc.) e ir por ellas.

En cambio, si eres una persona estática, que aparentemente se siente completamente satisfecha con lo que ya ha logrado y los resultados que obtiene, llegarás a un punto de monotonía en el que perderás el compromiso con las actividades y áreas en que te desenvuelves, lo que puede llevar al desánimo o falta de motivación.

¡Perfecto! Ahora ya conoces mucho más acerca de la motivación y cómo mantenerla.

Todo lo dicho refleja que la motivación es un estado interno positivo, que necesitamos construir y reforzar cada día por medio de ciertas estrategias, hábitos y actitudes.

Ten presente que dominar tu mente es una de las claves, así que justo ahora puedes empezar a adoptar pensamientos positivos que se transformen en un mayor grado de compromiso y bienestar.

La vida, claro está, no es color de rosas, así que los desánimos y frustraciones siempre aparecerán. Lo importante es que tengas en mente todos los consejos que compartimos para que rápidamente puedas darle un giro positivo a las situaciones y a tu vida, enriqueciendo tu yo interno y llenándolo de motivación.

¿Este artículo cumplió con tus expectativas? Constantemente creamos y difundimos contenidos como este, que transmiten mensajes positivos e información de valor para mejorar la calidad de vida, así que, ¡no dudes en suscribirte a nuestro Newsletter!

Compartir en

QUIERO SUSCRIBIRME A LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Posts relacionados

19/11/2020   Sorteos Tec
Adolescentes rebeldes: 6 consejos para los padres

Uno de los grandes temores de los padres es llevar de forma adecuada la relación con hijos que se convierten en adolescentes rebeldes.

Leer más
4/11/2020   Sorteos Tec
6 actividades en familia para divertirse sin salir de casa

Leer más
16/10/2020   Sorteos Tec
¿Cómo puedo darle una buena calidad de vida a mi familia?

Leer más